Actualizando la idea de sostenibilidad

La idea de sostenibilidad, tan ampliamente utilizada hoy en día, siempre ha estado ligada, desde sus orígenes, a la gestión forestal. Sin embargo, este concepto ha estado históricamente vinculado a un tipo de gestión forestal dominante en Europa y que se centraba casi únicamente en la producción de madera. De forma general, esta idea de sostenibilidad se basaba en unos pocos principios básicos, acordes con el tipo de gestión forestal que se realizaba en siglos pasados en algunos países de Europa. Dicha gestión se caracterizaba por centrarse únicamente en la producción de madera, habitualmente en masas regulares, donde primaban una o pocas especies principales, y donde se aplicaba un único tipo de selvicultura con un turno fijo. Por otro lado, un único centro decisor tomaba las decisiones correspondientes con el fin de perpetuar la idea de lograr esta estructura a lo largo del tiempo. Finalmente, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad, las restricciones para efectuar las cortas finales eran muy leves.

La idea de sostenibilidad se ha ido modificando y actualizando debido, entre otras razones, a los cambios en el rol que para la sociedad juegan los bosques. Además, la demanda de bienes y servicios procedentes de los sistemas forestales se ha incrementado de forma continua, lo que conlleva que hoy en día la gestión forestal resulta mucho más poliédrica que hace tres siglos, incluyendo otros servicios ecosistémicos que no se contemplaban en la idea seminal de sostenibilidad, como es el caso de la biodiversidad. Por ello, se puede afirmar que los nuevos paradigmas asociados a la sostenibilidad deben promover la multifuncionalidad en la gestión forestal. Al mismo tiempo, también se intenta vincular la idea de sostenibilidad en la gestión forestal con la de resiliencia. En esta línea, hoy en día se asume que la gestión forestal debe alcanzar unas metas determinadas en cuanto a los pilares económico, social y ambiental y, además, equilibrando demandas presentes y futuras.

La evolución que ha sufrido la gestión forestal obliga a reformular el concepto de sostenibilidad original integrando los pilares anteriormente citados, pero teniendo en cuenta que en ocasiones los trade-offs entre distintos criterios no son del todo conocidos. Para ello es necesario no centrarse únicamente en la equivalencia entre el concepto de sostenibilidad con el de la producción sostenida, uno de los objetivos más perseguidos en la gestión forestal. Es decir, se debería generalizar esta idea partiendo de un caso en el que no todo el monte debe estar asociado a una idea de masa regular, donde se planteen diferentes alternativas selvícolas (por ejemplo, para promover la conservación de la biodiversidad), donde se integren otros servicios ecosistémicos, además de la producción de madera, y donde se incluyan las preferencias de los distintos stakeholders en la toma de decisiones. 

Dado el carácter multidimensional intrínseco al concepto de sostenibilidad, y, como se ha comentado anteriormente, la necesidad de aplicar una gestión multifuncional, resulta necesario acudir a las técnicas de decisión multicriterio. Estas técnicas se han empleado ampliamente para resolver tanto problemas propios de gestión forestal, como para abordar aspectos relacionados con la sostenibilidad. Un ejemplo de la aplicación de estas se muestra en el siguiente trabajo, recientemente publicado junto con Marta Ezquerro (Doctoranda Programa de Doctorado de Investigación Forestal Avanzada de la UPM) y con la Dra. Marta Pardos del CIFOR-INIA. En él se propone una metodología flexible para abordar la sostenibilidad en la gestión que forestal que incluye un conjunto de criterios que abarcan las decisiones más habituales en la gestión forestal: si la masa es regular o irregular, si se sigue o no la idea del bosque normal, o la selvicultura óptima que se debe aplicar en cada rodal. Este conjunto de criterios se ha completado con otros asociados a outputs habituales de la gestión forestal (volumen, rentabilidad comercial o captura de carbono). Por otro lado, se han incorporado en el modelo las preferencias de diversos stakeholders, tanto de los criterios considerados en el análisis como de las selviculturas más adecuadas para ser aplicadas en cada rodal. Los resultados muestran unas soluciones mucho más enriquecedoras y atractivas que si se persiguiera un único objetivo en la gestión. Por último, esta metodología podría comparar distintos sistemas forestales en términos de un ranking de sostenibilidad, lo que ayudaría a contextualizar mejor esta idea tan, en ocasiones, difícil de precisar.

Ezquerro, M.; Pardos, M.; Diaz-Balteiro, L., 2019. Sustainability in forest management revisited using multi-criteria decision-making techniquesSustainability11(13), 3645

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Share

Other Post